21 noviembre 2017

¿Mejora el color de presentación el sabor de alimentos?


¿Influye el color del plato o vaso de presentación de un alimento o bebida en su sabor?

Un estudio publicado en el Journal of Sensory Studies en 2012 encontró que los alimentos se perciben de manera diferente según las características del contenedor. 

Betina Piqueras-Fiszman de la Universidad Politécnica de Valencia (España) y Charles Spence de la Universidad de Oxford (Reino Unido) llevaron a cabo un experimento con 57 participantes a los que se les pidió que evaluaran muestras de chocolate caliente servido en cuatro tipos diferentes de vasos de plástico. Los vasos eran todos del mismo tamaño pero de diferentes colores: blanco, crema, rojo y naranja, teniendo el interior blanco. 

Descubrieron que los participantes calificaron el chocolate caliente en vaso naranja o crema con un sabor mejor que el de vaso blanco o rojo. 

La percepción de la dulzura, más que el sabor del cacao, y también el aroma (olor) fueron mucho menos influenciados por el color del vaso, aunque los participantes encontraron que el chocolate era ligeramente más dulce y más aromático en una taza de color crema.  

Según la investigadora Betina Piqueras-Fiszman: "El color del recipiente donde se sirven los alimentos y las bebidas puede mejorar algunos atributos como el sabor y el aroma. No existe una regla fija que establezca que el sabor y el aroma se mejoran en una taza de un cierto color o sombra. En realidad, esto varía según el tipo de alimento, pero la verdad es que, a medida que se produce este efecto, se debe prestar más atención al color del contenedor ya que tiene más potencial de lo que uno podría imaginar ". 

Su artículo también resumió estudios previos que también confirmaron el efecto que los envases tienen en las características sensoriales de los alimentos o bebidas. Por ejemplo, el sabor del limón en latas amarillas era preferible al de los refrescos presentados en un color frío como el azul. Las bebidas en envases rosas ​​fueron vistos como más azucarados. La mousse de fresa presentada en un plato blanco parecía más dulce que en un plato negro. El café en un envase marrón se asoció con un sabor y aroma más fuertes. 


El color de naranja 

Un estudio en el Journal of Consumer Research en 2007 encontró que el color de una bebida puede influir en las percepciones de cómo sabe, más que la calidad o el precio. JoAndrea Hoegg de la Universidad Columbia Británica y Joseph W. Alba de la Universidad de Florida alteraron las características de los vasos de un mismo zumo de naranja oscureciéndolo con colorante alimenticio, endulzándolo con azúcar o con etiquetas de marcas y calidad.

El estudio extrajo que el color del zumo tuvo un gran efecto en las percepciones del gusto; los participantes percibían diferencias inexistentes cuando se les presentaba dos vasos con zumo oscurecido artificialmente. Sin embargo, el mismo grupo no pudo percibir diferencias de sabor cuando se le dieron vasos del mismo color con zumo endulzado. La marca si influyó en las preferencias de las personas entre unos vasos y otros, pero etiquetar uno de marca y el otro de marca blanca no tuvo ningún efecto en las percepciones de sabor.

Los investigadores explican: "La discriminación perceptual es fundamental para la elección racional en muchas categorías de productos que rara vez se examinan en la investigación del consumidor. La presente investigación investiga la discriminación en lo que respecta a la capacidad de los consumidores para identificar la diferencia, o la falta de ella, entre los estímulos gustativos. Parece poco probable que los consumidores evitaran deliberadamente el gusto por el color como una base para la discriminación. Además, nuestros consumidores sucumbieron a la influencia del color, pero estuvieron menos influenciados por el poderoso atractivo de la marca y la información de precios".

En resumen, parece que el color del lugar de presentación tiene cierta influencia en el sabor del alimento o bebida que contiene. Otra forma de engañar a nuestro cerebro, especialmente cuando tratamos de mantener una alimentación sana.

Referencias:

1. Betina Piqueras-Fiszman, Charles Spence. 2012. The influence of the color of the cup on consumers' perception of a hot beverage. Journal of Sensory Studies 27 (5): 324-331.

2. JoAndrea Hoegg, Joseph W. Alba. 2007. Taste Perception: More than Meets the Tongue Journal of Consumer Research, Volume 33, (4, 1):490–498.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.